A mi padre.

No fue fácil su vida.

Nacido en el momento menos propicio y en el lugar menos adecuado, su proyección de vida no era la más venturosa.

Le resultó difícil ser hijo único. De muy joven entregado al trabajo, el fruto de su esfuerzo fue destinado en forma integra primero a su madre, y luego al hogar que comenzaba a formar de la mano de una gran mujer. En verdad, no le resultó fácil ser hijo sin una figura paterna. Tampoco ser esposo, tampoco padre. Sus manos duras, callosas y sus hombros enrojecido por el roce de las cargas pesadas, curtieron un carácter mas bien reservado. No fue fácil su vida. Sin dudas, muchos errores cometió en su vida. Sin embargo Dios lo amó, y lo recogió en sus caminos, permitiéndole participar en la proclamación del evangelio de salvación de nuestro Señor Jesucristo. El viernes 23 a las 5,00 am, Dios lo llamó a su presencia. Se fue en paz, sabiéndose querido y respetado por su esposa e hijos, ademas  de los miembros de la Iglesia que lo conocieron. Gracias a Dios por este hombre que está disfrutando de lo que por mucho tiempo anunció.

Dios nos bendiga y haga fieles hasta el momento que nos llame a su presencia.

Hugo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: